Plan estratégico Madrid Recupera
Llama GRATIS 010
Home / Proyectos en marcha / Regeneración de barrios / Plan MAD-RE

Plan MAD-RE

El plan MAD-RE, es un plan de ayudas a la rehabilitación de edificios, que se lanza por primera vez en 2016, permitiendo a las familias con menos ingresos el acceso a mejorar las condiciones de habitabilidad y confort de sus viviendas. Se orienta desde un primer momento a favorecer a la población más vulnerable y se vincula al mapa de APIRU (Áreas Preferentes de Impulso a la Regeneración Urbana), 19 áreas que albergan a un 40% de la población.

Los objetivos fundamentales son:

La mejora de la accesibilidad, para el cumplimiento del Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social. En Madrid existen cerca de 43.000 edificios de mas de tres plantas sin ascensor. Esta circunstancia deja a las personas mayores o con movilidad reducida solo dos opciones: no salir de su casa o irse a vivir a otros entornos, lo que va en contra de las condiciones mínimas de habitabilidad, salud y dignidad.

La mejora del confort térmico y las condiciones de habitabilidad. La ciudad de Madrid cuenta aproximadamente con 1,5 millones de viviendas, de las cuales, un 70% son anteriores a 1980, fecha a partir de la cual se comienzan a aplicar la primera norma técnica de aislamiento de edificios. Si en los próximos años se consigue rehabilitar energéticamente esas viviendas se alcanzarían ahorros de energía de hasta un 75% en el municipio, además de contribuir a mejorar las condiciones de salubridad de las viviendas. En general, la parte de la población que tiene mayores dificultades para pagar los recibos de energía, es justamente la que habita en viviendas de peor calidad y la que carece de medios para acometer una rehabilitación que le permita paliar esta situación y poner freno al derroche de energía.

Este ahorro energético no representa solo un beneficio individual, sino que contribuye a reducir a nivel estatal las importaciones de energía primaria y reduce la emisión de gases invernadero; ajustándose a lo indicado en la Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2002 relativa a la eficiencia energética de los edificios en su artículo 6, el cual prescribe que las exigencias de la protección del medio ambiente se integren en la definición y en la realización de las políticas y acciones de la Comunidad. En la convocatoria del año 2017 se implementó una ayuda social para los vecinos y vecinas que podrían verse en una situación muy comprometida para poder hacer frente a los pagos de las partes no subvencionadas.

El plan está destinado a edificios residenciales, comunidades de vecinos, no a viviendas independientes ni edificios de propietario único, salvo en el caso de viviendas unifamiliares. Para generar la confianza necesaria a los ciudadanos se abona el 50% de la ayuda en el momento de iniciar las obras.

Galería de imágenes

Proceso de participación vecinal en marcha hasta el 26 de diciembre

Infórmate aquí