¿Quieres hacer una observación al Plan estratégico Madrid Recupera?   
Llama GRATIS 010

Home / Plan Madrid Recupera

La estrategia de regeneración urbana para la ciudad de Madrid o Plan Madrid RECUPERA, se apoya en los compromisos adquiridos en la nueva agenda urbana adoptada en la Conferencia de Naciones Unidas, en Quito en 2016, así como en los objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible que desde la perspectiva ecológica y social prioriza las políticas públicas sobre la ciudad existente en la búsqueda de un modelo más inteligente, sostenible y socialmente inclusivo.

La estrategia implica un cambio de modelo urbano y de acción urbanística que prioriza la regeneración de la ciudad existente frente al crecimiento de nuevos barrios, recupera la iniciativa pública del planeamiento y pone en marcha un planeamiento al servicio de la ciudadanía.

Se trata de un nuevo tipo de urbanismo que trata de superar la excesiva burocracia del planeamiento general urbanístico,  con capacidad de generar una reflexión y relato sobre el futuro de la ciudad. La ciudad demanda una planificación desde la participación, el debate y el consenso que mejore la calidad de vida de los ciudadanos. Se recupera la escala del barrio y del distrito sin perder la visión de la ciudad en su conjunto.

La Estrategia de Regeneración Urbana pretende incidir especialmente en los barrios o áreas más vulnerables. Esta vulnerabilidad se define en el territorio desde la simultaneidad de diferentes factores de desequilibrio social, económico y físico mediante la utilización de un sistema de indicadores urbanos de tipo socioeconómico (renta, envejecimiento, población sin estudios, calidad y superficie de viviendas, etc).

En el municipio de Madrid, las áreas identificadas como vulnerables suponen un total de 120 ámbitos con una superficie de 3.689 Has que afectan 1.250.000 habitantes, lo que representa el 39 % de la población municipal.

A resultas de lo anterior, se lanza en 2016 Plan MAD-RE de ayudas a la rehabilitación de edificios, que se orienta desde un primer momento a favorecer a la población más vulnerable, y que ha concedido ayudas hasta el momento que ascienden a  24 Millones de euros y que continuará con nuevas convocatorias en 2017 y 2018.

El Plan Madre supone el primer paso de una intervención que se entiende debe ir más allá de la escala del edificio. Con esta idea se inicia el Plan Madrid RECUPERA, pretendiendo sentar las bases de un proceso más amplio para la regeneración de barrios y distritos.

De la misma manera que están haciendo otras ciudades en el contexto internacional, Madrid ha desarrollado un instrumento estratégico para definir las actuaciones para hacer de Madrid una ciudad cercana, cohesionada y habitable entorno a cinco grandes ejes: la rehabilitación de edificios y barrios,  la difusión de la centralidad hacia la periferia haciendo una ciudad más policéntrica, una nueva cultura de la movilidad,  la recualificación del espacio público y el refuerzo de una red ambiental de espacios verdes, todo ello, apoyándose en un  proceso de urbanismo participado, en el que los ciudadanos tomen la palabra desde el principio del proceso.

Estas estrategias se han elaborado en coordinación con las Juntas Municipales y otras áreas municipales e incluyen las propuestas derivadas de la participación vecinal. Las actuaciones tienen un carácter estratégico para el distrito, en el sentido de beneficiar a gran parte de su población superando las visiones excesivamente locales  y con  la capacidad de conseguir una transformación del territorio mejorando su estructura urbana y la calidad de vida de sus habitantes en el medio plazo.